¡PREOCUPANTE REVELACIÓN SOBRE EL AGUA DEL GRIFO!

¿Sabe cómo actúa el cloro del agua en su cuerpo?

  • Descubra cómo neutralizar el efecto insalubre del cloro y de otros agentes tóxicos presentes en el agua en solo 5 minutos.
  • Por fin usted y su familia podrán beber un agua sana, de la máxima calidad y con excelente sabor.

Si usted bebe habitualmente agua del grifo, utiliza filtros o jarras purificadoras o incluso solo bebe agua embotellada, la información que quiero compartir hoy con usted es del máximo interés para su salud.

Pero antes de nada, por favor, vea este vídeo.

Lo que acaba de presenciar es la cara oculta del cloro presente en el agua del grifo. ¡La misma que usted y su familia beben cada día!

Este experimento tan gráfico demuestra que, una vez disuelto, el cloro se adhiere a la materia orgánica (en el caso del vídeo, un gajo de patata) hasta desaparecer completamente del agua.

De la misma forma, cuando el agua clorada que usted bebe llega a su organismo el cloro se adhiere a los órganos y tejidos.

Así, al llegar a la flora intestinal o microbiota el cloro se deposita en las paredes y destruye las bacterias intestinales, imprescindibles para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario. (1)

Es decir: además de eliminar las bacterias presentes en el agua (lo que en apariencia es positivo para la salud), el cloro también “desinfecta” su tubo digestivo, acabando a su paso con las bacterias buenas y privando al organismo de todos sus beneficios.

Además, al adherirse a los tejidos también es responsable de malas digestiones, daña la piel, la garganta y los ojos, y provoca sequedad e irritación en el sistema respiratorio.

Y a medida que aumentan los estudios sobre los efectos del cloro, se le relaciona cada vez más con un mayor riesgo de cáncer, problemas de fertilidad y hasta ataques cardíacos. (2)

Sin olvidar los compuestos que genera al entrar en contacto con materia orgánica: los peligrosos trihalometanos. Estas sustancias potencialmente cancerígenas se activan, por ejemplo, al lavar frutas o verduras con el agua del grifo. Y aunque en la UE el límite máximo de trihalometanos es de 100 mc/litro, la ley española establece un máximo de 150 mc/litro. ¡Incomprensible!

En definitiva, que el elemento más utilizado para el tratamiento y la desinfección del agua no es tan beneficioso como creía.

Pero sepa que no es mi intención sembrarle dudas innecesarias: la mayoría del agua que se bebe en nuestro país es agua segura y controlada.

Además, enseguida le descubriré una solución muy sencilla que le ayudará a neutralizar el efecto dañino del cloro en su organismo y a eliminar otros agentes tóxicos presentes en el agua... ¡en tan solo 5 minutos!

Pero antes déjeme mostrarle, rigurosamente respaldada por estudios científicos, la verdad sobre el agua que usted y los suyos beben a diario. Usted será testigo de esta información crucial para su salud y la de su familia a través de unos reveladores vídeos, como el que acaba de ver. Y después decida libremente qué tipo de agua quiere beber en su casa.

¿Qué hay en el agua... además de agua?

Como usted sabe, su cuerpo se compone en un 70% de agua.

Precisamente por este motivo, factores como el peso, el envejecimiento celular y la aparición de algunas patologías graves pueden estar relacionados con la calidad del agua que usted bebe.

Y si el efecto del cloro puede afectar negativamente a su salud, como hemos visto, este no es el único problema presente en el agua proveniente de la red de distribución.

Aparte del cloro, si usted vive en determinadas zonas y enviase a analizar a un laboratorio el agua del grifo su casa podría llevarse una sorpresa desagradable.

El agua del grifo, a examen

Según un estudio realizado por la prestigiosa organización World Wildlife Foundation (WWF), en el agua pueden llegar a encontrarse sustancias potencialmente peligrosas. (3)

Entre otras, se detectaron...

  • Pesticidas, como el triclorobenzeno, la atrazina o los nitratos, que se filtran en la tierra hasta los acuíferos y de ahí pasan a la red. (4) (5)
  • Compuestos orgánicos como el benzeno, el tolueno, o los peligrosos trihalometanos que le acabo de comentar, que pueden aumentar el riesgo de sufrir cáncer de vejiga y de estómago. (6) (7)
  • Microorganismos, como asbestos, protozoos, hongos... que el cloro no llega a eliminar.
  • Iones y metales, como el temible arsénico, pero también bario, cadmio, plomo, mercurio... que tienden a acumularse en el organismo. (8)
  • Sustancias perfluoradas, que pueden llegar a ser cancerígenas a partir de cierta concentración. (9)
  • E incluso algunos estudios han detectado en el agua ¡restos de medicamentos y hormonas provenientes de los vertidos hospitalarios y también de los hogares! (10) (11) (12) (13)

En definitiva, el agua del grifo contiene otras muchas sustancias... además de agua.

Y aunque estas se presenten en cantidades pequeñas y estén autorizadas hasta ciertas concentraciones, estará de acuerdo conmigo que lo mejor es eliminarlas o llevar su presencia casi a cero.

Para purificar el agua existen en el mercado diferentes tipos de jarras y filtros capaces de eliminar las partículas y metales presentes en ella.

¡Pero no tan rápido!: una elección incorrecta, lejos de ser la solución, podría incluso empeorar el agua en algunos aspectos.

Las jarras filtradoras y el daño oxidativo

En efecto, algunas jarras de filtración pueden generar un nuevo problema, ya que modifican considerablemente el pH del agua. En el caso del agua del grifo lo recomendable es que los valores oscilen en torno a 7 y 7,5 (pH alcalino). Aunque puede decirse que cuanto más alcalina sea el agua, mejor para su organismo.

Vea en el siguiente vídeo una demostración con uno de los modelos más populares que puede encontrar hoy en el mercado.

Como puede ver, el agua “una vez filtrada por esta jarra” reduce considerablemente su pH hasta un valor incluso por debajo de los límites recomendados, que se sitúan en 6.5 (pH ácido). (14)

Y sepa que beber agua ácida de forma continuada puedes ser peligroso para nuestra salud, ya que aumenta el estrés celular y el daño oxidativo, un fenómeno que acelera el envejecimiento celular, acentúa las arrugas, aumenta la rigidez de las articulaciones... ¡y está en el origen del 90% de las enfermedades en adultos!

Menuda paradoja, ¿verdad? Utilizar una jarra filtradora pensando que beneficia su salud... para terminar bebiendo un agua más ácida, con un pH muy lejos del aconsejable.

Y eso no es todo: al utilizar esta jarra filtradora también se aumenta el potencial Redox.

Este indicador mide la cantidad de cargas positivas (moléculas oxidantes) y negativas (moléculas reductoras o antioxidantes) presentes en el agua y su valor se expresa en mili voltios (mV).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) fijó en 1971 un valor máximo recomendado de 650 mV para el agua potable. (15)

En líneas generales, un agua con potencial Redox elevado tenderá a comportarse como un agente oxidante, mientras que si tiene un potencial negativo tenderá a actuar como antioxidante.

Hagamos la prueba con el agua filtrada por la popular jarra que vimos antes:

Como ha podido ver en el experimento, el potencial Redox resultante es elevado, mostrando un valor alto de carga positiva. Y esto tiene efectos directos sobre la salud al favorecer el daño oxidativo, el que antes le hablé.

De forma que si usted utiliza una jarra filtradora inadecuada puede estar perjudicando su salud.

¿Es el agua embotellada la solución?

Podría pensar entonces que la solución es beber agua embotellada, que el gasto que supone se compensará con sus bondades.

¡Pues verá que no tiene por qué ser así!

Y no tanto por la calidad del agua mineral en sí misma, que seguramente esté fuera de toda duda y no seré yo quien la ponga en cuestión.

El problema principal se encuentra en los envases.

Y es que al tratarse de una botella de plástico y según el plástico del que se trate, puede ocurrir que cierta cantidad de nanopartículas de plástico y disruptores endocrinos (sustancias químicas externas capaces de alterar el equilibrio hormonal) pasen al agua que contiene y luego, al bebérnosla, penetren en nuestro organismo.

De hecho, según un estudio realizado en el año 2017 en 9 países, el agua del 93% de las botellas contenía partículas de plástico. (16)

O sea, que a pesar de estar bebiendo agua mineral, usted no estaría evitando la entrada en su cuerpo de determinadas sustancias que dañan su salud.

El agua embotellada en envase de vidrio elimina estos problemas, pero a su vez presenta un doble inconveniente:

  • Un alto gasto económico.
  • La incomodidad que supone ir a comprarla, el peso que hay que trasladar hasta su domicilio, el reciclaje de los envases...

Entonces, si el agua del grifo no siempre es la idónea, muchas de las jarras filtradoras la acidifican, las botellas de agua mineral de plástico contienen nanopartículas...

... se preguntará cómo puede conseguir un agua de la máxima calidad que usted y su familia puedan beber a diario.

Permítame que le presente la revolucionaria tecnología que lo hace posible.

El agua alcalina: fuente de vida, bienestar y salud

Como ha podido ver, utilizar ciertas jarras filtradoras para purificar el agua aumenta su grado de acidez y también el daño oxidativo, con efectos nocivos sobre su salud.

Es decir, evitar un problema da lugar a otro incluso mayor.

Pero eso no siempre tiene que ser así.

De hecho, existe una tecnología que permite filtrar las sustancias tóxicas a la vez que es capaz de alcalinizar el agua.

Y es la base de la innovadora jarra que quiero presentarle hoy.

Su nombre es Alkaplus, de Hidrolux, una empresa especializada en el desarrollo de soluciones innovadoras para el tratamiento del agua.

Y gracias a su sistema único de filtrado de 9 capas, esta jarra permite reducir al máximo de forma rápida y sencilla cualquier posible sustancia que pudiera encontrarse disuelta en el agua del grifo.

No le hablo del típico filtro de carbón activado, sino de una combinación de 9 capas (carbón activado, bolas biocerámicas, imanes, arena de coral con magnesio, arena de sílice activado, somelite, etc.), que eliminan del agua la mayor parte de...

  • Cloro, cobre y fluoruros.
  • Nitratos y otros pesticidas.
  • Arsénico, mercurio, plomo y cadmio.
  • Bacterias, como la Escherichia Coli.

Y todo ello ofreciendo como resultado un agua de óptima calidad, con un increíble pH...

... ¡de hasta 9,5!

Esto la convierte en una jarra única, pues además de eliminar la presencia de sustancias químicas y orgánicas en el agua le ofrece...

  •   Una combinación de hasta 60 minerales esenciales que favorecen la alcalinidad del agua y elevan el pH a valores muy beneficiosos para la salud.
  •   Alto poder antioxidante (hasta -600 mV), indispensable para neutralizar el daño oxidativo, uno de los máximos responsables del envejecimiento y de la mayoría de las enfermedades.
  •   Agua ionizada y estructurada que le permite penetrar mejor en las células, protegiéndolas de los efectos de los malos hábitos alimenticios, la contaminación, etc.
  •   Y sin olvidar el importante ahorro que supone respecto a beber agua mineral embotellada (el precio de una botella de 1,5 litros de una marca de calidad se encuentra alrededor de 1,50 euros. ¡Con solo filtrar 100 litros con la jarra Alkaplus ya la tendría amortizada!

Vea en los próximos vídeos cómo actúa este revolucionario tratamiento de alcalinización y purificación del agua en comparación con las jarras convencionales.

Tres pruebas de eficacia de la jarra Alkaplus

Prueba 1: Comparación de pH respecto a agua de jarra filtradora convencional

Prueba 2: Comparación de niveles de cloro respecto al agua del grifo

Prueba 3: Medición de potencial Redox de Alkaplus y comparación de oxidación por yodo con jarra filtradora convencional

Como ha podido ver, con Alkaplus usted obtendrá un agua altamente saludable, alcalina, libre de cloro y con gran capacidad antioxidante en tan solo 5 minutos.

Gracias a su filtro exclusivo (con una duración de hasta 1.100 litros o un año de uso), tener su organismo sano y equilibrado le costará muy poco. El mantenimiento y la limpieza son extremadamente sencillos, lo que la convierte en una opción ideal para beneficiarse de un agua sana y de excelente sabor para beber y cocinar.

La tecnología de esta jarra ha sido creada en Corea del Sur por una empresa con más de 30 años de experiencia innovando y desarrollando productos del agua. Está certificada por la Water Quality Association y la Agencia para la Protección del Medioambiente de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), además de disponer de los sellos ISO 9001 y 14001 que garantizan totalmente la calidad de procesos y del producto.

El agua es vida. El agua es salud. El agua lo es todo.

Ahora usted tiene la oportunidad única de beber cada día un agua filtrada alcalina y disfrutar de todos sus beneficios:

  • Evitar el arsénico, el plomo, el mercurio y otros metales pesados que pueden estar presentes en el agua del grifo.
  • Aumentar su energía y vitalidad.
  • Protegerse desde dentro hacia fuera.
  • Ralentizar el envejecimiento.
  • Rejuvenecer sus 30 billones de células.

En este texto y en los vídeos usted ha podido ver con sus propios ojos la realidad del agua del grifo que bebe en su casa. Si quiere garantizarse un agua de la máxima calidad, llena de beneficios saludables y de excelente sabor, esta jarra es mi recomendación.

Si lo desea, puede pedirla directamente en este enlace o en el siguiente botón:

 
 

¡A su salud!
Felipe M. Miller

P.D.: ¡ATENCIÓN! Si se decide por Alkaplus para beber un agua más saludable y económica en su hogar, sepa que el fabricante ofrece ahora envío gratuito y servicio de entrega en 24 horas. Además, junto con la jarra recibirá una sorpresa que le permitirá medir cómodamente en su casa la calidad del agua que usted bebe. Dese prisa y benefíciese de esta gran oportunidad en este enlace.

Fuentes

  1. https://www.mdpi.com/2078-1547/10/1/10/htm
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4505894/
  3. Rapport WWF 2011, "Eau de boisson : Analyses comparées de l'eau du robinet et de l'eau en bouteille"
  4. https://www.quechoisir.org/carte-interactive-qualite-eau-n21241/
  5. https://www.ecologistasenaccion.org/35829/informe-rios-hormonados/
  6. Trihalomethanes in Drinking Water and Bladder Cancer Burden in the European Union Iro Evlampidou, Laia Font-Ribera, David Rojas-Rueda, Nathalie Costet et al. Published:15 January 2020CID: 017001https://doi.org/10.1289/EHP4495
  7. Jean-Claude Belles-Isles, Karine Chaussé, en collaboration avec Denise Phaneuf et les membres du groupe scientifique sur l'eau de l'Institut national de santé publique du Québec, Trihalométhanes, INSPQ,Centre d'expertise et de référence en santé publique, 2002.
  8. Nivel de arsénico en abastecimientos de agua de consumo de origen subterráneo en la comunidad de Madrid. Nuria Aragonés Sanz, Margarita Palacios Diez, Antonio Avello de Miguel et al. Rev. Esp. Salud Publica vol.75 no.5 Madrid sep./oct. 2001
  9. Bartolomé et al. "Perfluorinated alkyl substances in Spanish adults: Geographical distribution and determinants of exposure" Science of the Total Environment 603–604 (2017) 352–360
  10. R Loos, G Hanke, G Umlauf, SJ Eisenreich. Analysis and occurrence of octyl-and nonylphenol, their ethoxylates and their carboxylates in Belgian and Italian textile industry, waste water treatment plant effluents ... Chemosphere, 2007 – Elsevier
  11. SS Caldas, CM Bolzan, JR Guilherme... Determination of pharmaceuticals, personal care products, and pesticides in surface and treated waters: method development and survey. Science and Pollution ..., 2013 – Springer
  12. S Kleywegt, V Pileggi, P Yang, C Hao, X Zhao... Pharmaceuticals, hormones and bisphenol A in untreated source and finished drinking water in Ontario, Canada—occurrence and treatment efficiency- Science of the Total ..., 2011 – Elsevier
  13. H Li, PA Helm, CD Metcalfe . Sampling in the Great Lakes for pharmaceuticals, personal care products, and endocrine‐disrupting substances using the passive polar organic chemical integrative ... - Environmental Toxicology and ..., 2010 - Wiley Online Library
  14. https://blosgderaulito.wordpress.com/2009/09/28/la-brita-%C2%BFrealmente-funciona/
  15. OMS- International Standards for drinking water (Ginebra, 1971)
  16. https://orbmedia.org/stories/con-pl%C3%A1stico/text