9 científicos italianos la encontraron, pero nadie les hizo caso…

UN ACEITE ESENCIAL CONTRA EL CORONAVIRUS

Consiga GRATIS esta joya de la naturaleza que ha demostrado inhibir la replicación del virus

Una crisis de proporciones mayúsculas hace temblar el mundo. Su causante es, paradójicamente, un agente minúsculo: el virus SARS-Cov-2

Ha puesto en jaque a países, gobiernos y empresas y ha paralizado la economía mundial.

Y con él aún campando a sus anchas, nos hemos tenido que familiarizar con situaciones, como los aislamientos, las cuarentenas, el cierre de fronteras o el toque de queda.

Ha convertido en cotidianas situaciones como las de ciudadanos saliendo a la calle con mascarillas o las de hospitales saturados.

Ha hecho que vivamos en tiempo real el recuento de cada fallecido, de cada hospitalizado, de cada caso, y ha despertado los miedos más profundos; el miedo al contagio, a la enfermedad, a la incertidumbre y a lo desconocido.

Un enemigo muy astuto… ni vivo ni muerto

Los coronavirus son un grupo de virus muy comunes.

Se llaman así por sus puntas en forma de corona en su superficie, y pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos.

En las personas causan enfermedades respiratorias, algunas leves como el resfriado común, y otras muy graves, como el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés)… y ahora la enfermedad por coronavirus 2019 (Covid-19).

Un coronavirus no es un ser vivo realmente, sino una cadena de material genético (ARN) recubierto de una membrana de proteínas que la protege y de la que sobresalen otras proteínas que ayudan al virus a entrar en las células humanas.

El virus usa su proteína “S” como una llave para entrar en las células humanas. Una vez dentro usa la maquinaria celular para replicarse y producir entre 10.000 y 100.000 copias de sí mismo, que se lanzan a infectar nuevas células.

Carrera para inventar fármacos y vacunas

Mientras el coronavirus Covid-19 sigue su loca carrera de contagios, las grandes compañías farmacéuticas están corriendo la suya propia, la de las vacunas. Y con ellas no solo intentan frenar la pandemia, sino hacer de paso el negocio del siglo.

Las de Pzifer, Moderna, Oxford/AstraZeneca o la del laboratorio chino Sinopharm ya están siendo inyectadas en distintas poblaciones, pero hay otras varias decenas en distintas fases del proceso. Aún no está claro qué resultado tendrán para frenar la pandemia y acabar con la enfermedad, pero de momento parece que es lo único que tenemos.

Pero… ¿y si ya existiera la solución frente al coronavirus?

Volvamos la vista atrás.

Terminaba el año 2002 y en China se preparaban para celebrar por todo lo alto el inminente Nuevo Año Chino, dedicado a la cabra.

Mientras eso ocurría, en la provincia de Cantón surgía silenciosamente un virus nuevo, completamente desconocido hasta el momento, que pronto comenzaría a extenderse vertiginosamente.

Lo hacía en paralelo a la mayor migración humana que se produce cada año, cuando millones de ciudadanos chinos se desplazan para celebrar el Nuevo Año con sus familias.

El Año de la Cabra llegó con miles y miles de personas buscando ayuda médica ante la extraña tos, los problemas respiratorios y el terrible malestar que padecían.

Muchos murieron, pues tuvo una mortalidad del 13%.De cada 100 personas infectadas, 13 terminaban muriendo.

En febrero de 2003 la existencia de aquel misterioso virus ya no podía ocultarse.

Aunque al principio se pensó que se trataba de un paramixovirus (una familia de virus a la que pertenece, por ejemplo, el que causa el sarampión), posteriormente la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo clasificó como SARS-CoV, un tipo de coronavirus no conocido hasta entonces. Y la enfermedad que causaba se bautizó con el nombre de SARS (síndrome respiratorio agudo grave).

Al igual que la cepa del coronavirus que se extiende hoy por todo el todo el mundo, el virus del SARS agotó las reservas de mascarillas, conllevó cuarentenas salvajes y colapsó economías.

Meses después, tal como había llegado, el virus desapareció.

¿Se extinguirá el nuevo coronavirus Covid-19 igual que lo hizo el SARS?

Los científicos lo dudan.

Ha infectado hasta ahora a muchas más personas, causado también más muertes y, sobre todo, su contención parece mucho más difícil por su capacidad para infectar sin causar síntomas mientras los infectados a su vez lo propagan.

El mundo está en shock…

… pero la solución podría estar ya disponible, al alcance de su mano.

Siga leyendo, que se lo explico todo.

La evidencia científica surgida en un pequeño laboratorio italiano

En 2008, cuatro años después de que la epidemia de SARS desapareciera de la faz de la Tierra y 11 antes de que la del Covid-19 la golpeara, nueve científicos de la Universidad de Calabria (Italia) hacían un experimento asombroso.

Tomaron 7 aceites esenciales (AE) procedentes de otras tantas plantas y se encerraron en el laboratorio dispuestos a responder a una gran pregunta: ¿Alguno de ellos sería eficaz frente al SARS?

No se habían vuelto locos

Mientras otros investigadores se afanan en buscar fármacos antivirales, inhibidores de la enzima conversor de angiotensina, inhibidores de la proteasa, medicamentos inmunoterápicos o vacunas, ellos volvieron su búsqueda a lo básico, a lo esencial.

Y es que, aunque despreciados por la medicina convencional, determinados aceites esenciales tienen fuertes propiedades antisépticas y antiinfecciosas. Atacan a los microbios presentes en el entorno: en el aire, en el suelo y en la superficie de los objetos cotidianos, destruyendo gran variedad de organismos infecciosos.

Su eficacia es tal que ciertos aceites esenciales se consideran el medio más potente para luchar incluso contra las bacterias mutantes que se han vuelto resistentes a los antibióticos.

Pero volvamos a los virus y a ese grupo de científicos italianos.

Los aceites esenciales más potentes frente a los virus

Cuando ya nadie se acordaba del SARS -recordemos, habían pasado cuatro años y estábamos en 2008- estos investigadores se lanzaron a estudiar a fondo la actividad antiviral frente al coronavirus de los aceites esenciales antivíricos más potentes, extraídos de hojas, frutos y bayas de distintas plantas. Algunos de ellos ya habían demostrado su eficacia frente a otros virus muy agresivos, incluido el herpes y el sida.

Fueron a buscar las mejores plantas con las que elaborarlos a lugares muy específicos del Líbano.

Como a Nahr Ibrahim, un frondoso valle a 47 kms de Beirut plagado de cuevas, acantilados y cataratas y con un gran significado mitológico. Cada primavera las nieves derretidas tiñen de lodo rojizo el río, y la leyenda dice que es la sangre de Adonis, que murió desangrado en el río por culpa de los celos de su amante Afrodita.

También fueron a Baskinta, uno de los puntos más altos del país, y a Ain-Saadé; todos ellos enclaves privilegiados con un denominador común: una biosfera especialmente rica en plantas medicinales.

Allí los científicos recogieron las diferentes especies y extrajeron de ellas los aceites esenciales con las mejores propiedades antivirales.

Entre ellos se encontraba el terebinto (Pistacia palaestina) cuyo aceite esencial contiene 29 componentes. Presentó eficacia ante el virus del herpes (HSV-1), aunque no tanta ante el virus responsable del SARS.

Algo similar sucedió con el AE de salvia (Salvia Officinalis), que tampoco ofrecía altas cotas de efectividad contra el SARS.

Uno a uno los científicos fueron analizando los aceites esenciales en diferentes concentraciones en busca de una solución lo suficientemente potente para vencer la resistencia del coronavirus: el AE de ajedrea, el del árbol de vida, el de tuya oriental, el de enebro rojo…

Todos ellos presentaban indudables cualidades antivíricas y bactericidas (por algo son soluciones usadas desde hace siglos en la aromaterapia)… pero no suficientes para hacer ver a los científicos que se trataba de un verdadero tratamiento frente al agresivo virus del SARS.

Pero finalmente… ¡BINGO!... los científicos dieron con lo que llevaban largamente esperando.

¡Lo encontraron! Un aceite esencial eficaz frente al coronavirus

Contuvieron la respiración.

El espécimen que llamaron en su estudio “1224” evidenció una “fuerte actividad antiviral” frente al coronavirus, en palabras literales de los científicos.

La planta había sido recogida con todo cuidado en Nahr-Ibrahim entre junio y noviembre, la misma zona que, según la leyenda, había sido bañada por la sangre de Adonis

Y con el mismo mimo los científicos habían obtenido su aceite esencial por hidrodestilación durante tres horas, usando un aparato Cleverger para extraer toda la extraordinaria riqueza bioquímica de la planta

Los científicos habían cogido el virus del SARS del esputo de un paciente enfermo ingresado en la unidad de aislamiento del hospital de la Universidad de Frankfurt, en Alemania, que multiplicaron en su laboratorio bajo los altos niveles de seguridad biológica que exigía una prueba de este tipo.

La intuición de que en los aceites esenciales estaba la respuesta había dado sus frutos, así como todos los esfuerzos que habían llevado a cabo.

El aceite esencial del espécimen que habían denominado “1224” pulverizó todas las marcas, presentando una extraordinaria capacidad para inhibir la replicación del coronavirus.

Una simple gota de esta joya extraída de la naturaleza… ¡derrotó al virus del SARS!

Tan simple como eso.

¡Por primera vez había evidencia científica de la fuerte actividad de un aceite esencial contra el coronavirus!

Este increíble hallazgo fue publicado en una revista científica en 2008. Pero con la epidemia de SARS de 2003 ya olvidada, el estudio pasó sin pena ni gloria. (1)

Y más tratándose de una planta, que son despreciadas una y otra vez por la medicina convencional.

HASTA HOY.

Con la pandemia de Covid-19 creciendo exponencialmente, las infecciones duplicándose cada pocos días en algunos países como el nuestro y los hospitales desbordados, este estudio olvidado de 2008 del grupo de trabajo de Calabria ha sido ahora desempolvado.

Los que más saben de fitoterapia no se han quedado de brazos cruzados en esta pandemia de coronavirus esperando a que las cuarentenas dictadas por los gobiernos logren contener la expansión del virus, a que las vacunas de las compañías farmacéuticas realmente sirvan o a que el propio virus desaparezca espontáneamente como ocurrió con el SARS.

Porque eso no va a ocurrir a corto plazo.

Están haciendo acopio de las existencias del aceite esencial que ya demostró funcionar frente al SARS y que es lo más parecido con lo que contamos ahora mismo para luchar contra el Covid-19.

Este aceite esencial del que le hablo se considera la quintaesencia de la planta. De aroma picante, contiene óxidos terpénicos, eugenol, alcaloides y tactones sequiterpénicos que explican su extraordinaria eficacia.

Y con la epidemia de coronavirus propagándose más y más rápido, cebándose con las personas más frágiles, empiezan a faltar existencias.

Porque quienes conocen el poder de los aceites esenciales están agotando las existencias de este aceite esencial de eficacia única frente al coronavirus.

Piense que para producir una sola gota de aceite esencial hacen falta grandes cantidades de la planta, que no puede aumentarse sin más la producción, y que en este momento es lo que están utilizando los que de verdad saben del poder de las plantas para la salud.

Por eso ya empieza a agotarse.

Fuimos previsores y tenemos 250 unidades

En cuanto el coronavirus empezó a expandirse, confinando a los ciudadanos de Wuhan en sus casas y más tarde empezando a atravesar fronteras, me aseguré de que tenía este aceite en mi botiquín particular de aceites esenciales (en la foto puede ver cómo los tengo yo organizados en casa).

Como abanderados de la salud que viene del mundo vegetal, en Plantas & Bienestar nos parecía importante poder compartir esta joya de la naturaleza con nuestros lectores, y más aún con la evidencia científica que supone el estudio de los investigadores calabreses.

Por eso hoy me gustaría hacerle un REGALO EXCEPCIONAL.

Hemos podido conseguir 250 frasquitos de este aceite esencial que ha demostrado ser eficaz frente al coronavirus y me gustaría que uno de ellos fuera para usted.

COMPLETAMENTE GRATIS. Y se lo enviaré directamente a su casa, a la dirección que me indique.

El mismo aceite esencial que en las exigentes pruebas in vitro al que fue sometido en 2008 demostró vencer al coronavirus del SARS.

Por supuesto aún no se ha probado específicamente su eficacia frente al virus causante de la Covid-19, por lo que es imposible ser categórico al respecto. Pero lo que sí es seguro es que funcionó frente al SARS-CoV, y que se trata de un virus increíblemente parecido.

Aunque hacen falta grandes estudios poblacionales para demostrar su eficacia frente al coronavirus que provoca la Covid-19, los buenos resultados obtenidos frente al virus que causó la epidemia china del 2003 abren una puerta a la esperanza de que en la actual pandemia también tenga resultados prometedores.

No hay que esperar a que esta pandemia quede atrás y los científicos demuestren que este aceite esencial hubiera funcionado…

¡Utilícelo ya!

¿Le envío gratis este aceite esencial?

Recuerde que solo disponemos de 250 unidades, por lo que deberá darse mucha prisa si quiere conseguir una de ellas.

En otras ocasiones le he hablado de las maravillas de los aceites esenciales, animándole a probarlos y dándole recetas y consejos de nuestros expertos aromaterapeutas. Creo sinceramente que hoy es el momento de dar el paso, probando el fabuloso aceite esencial que le he preparado de regalo.

Como le he contado, sus propiedades antivíricas son tan excepcionales que incluso ha demostrado ser eficaz frente al coronavirus. Pero además tiene muchas otras propiedades de las que puede sacarles partido para su salud y la de los suyos:

  • Gingivitis, periodontitis y estomatitis (inflamación de las mucosas de la boca). Solo tiene que aplicarlo con un bastoncillo sobre el diente dolorido y la encía de tres a cinco veces al día.
  • Acné, forúnculos y escaras (las úlceras típicas de los enfermos que llevan mucho tiempo en la cama).
  • Increíble frente a la hinchazón abdominal y flatulencias, además de que combate con eficacia los desequilibrios de la flora intestinal. Dos gotas al día tomadas de una forma muy concreta son suficientes para beneficiarse de sus efectos.
  • Bronquitis, sinusitis, gripe, anginas, asma sobreinfectada… basta tomar dos gotas tres veces al día para observar mejoría rápidamente.

No tema no saber utilizarlo porque le he preparado dos regalos adicionales para que pueda sacar el máximo partido a su aceite esencial de regalo al aceite esencial que va a recibir gratis…

GRATIS.“La guía de oro de los aceites esenciale”.

GRATIS.“Guía del potente y eficaz aceite esencial antivírico del estudio de la Universidad de Calabria”.

Los aceites esenciales son un buen ejemplo del gran servicio que pueden prestarnos las plantas cuando la ciencia y la naturaleza se dan la mano.

Cuando decidimos lanzar la publicación Plantas & Bienestar teníamos claro que nuestro propósito era difundir un mensaje transformador: volver la mirada a la naturaleza y dejar que las plantas revolucionen nuestra vida y nuestra salud.

Quiero invitarle a dejar entrar las plantas en su vida. Y hoy ya no hay tiempo que perder.

Únase a nuestra “revolución verde” y reciba gratis en casa su aceite esencial de potencia antivírica única y sus guías para usarlo… ¡TODO DE REGALO!

Plantas & Bienestar le ofrece todos los meses 32 páginas repletas a rebosar de consejos prácticos, sin ningún espacio de publicidad. Le propongo suscribirse ahora a Plantas & Bienestar, que pondrá a su alcance todo el conocimiento y el poder de las plantas y el mundo vegetal en el lugar que le corresponde: en el centro de su salud y su bienestar.

Además, para empezar a beneficiarse desde el primer minuto de esta maravilla de las maravillas del mundo vegetal, recuerde que vamos a enviarle completamente gratis, unos regalos increíbles.

Estos son los excepcionales regalos que va a recibir:

REGALO nº 1: Uno de los frasquitos del aceite esencial que contiene el “agente 1224”, que demostró ser eficaz frente al coronavirus.

Como le dije, hemos podido conseguir 250 frasquitos de este aceite esencial que ha demostrado ser eficaz frente al coronavirus en una investigación científica y me gustaría que uno de ellos fuera para usted. (1)

COMPLETAMENTE GRATIS. Lo recibirá directamente en su casa en la dirección que indique al hacer su pedido. El mismo aceite esencial que en las exigentes pruebas in vitro al que fue sometido demostró vencer al coronavirus del SARS. Para que pueda utilizarlo cuanto antes.

REGALO nº 2: La guía “AGENTE 1224: Cómo utilizar este potente y eficaz antivírico”.

Encontrará todo lo que necesita saber sobre este increíble aceite esencial, incluyendo todas las claves del informe científico de los investigadores italianos. Lo recibirá por e-mail en unos días, a tiempo para saber cómo utilizar correctamente su aceite esencial de regalo cuando lo reciba.

REGALO nº 3: La guía de oro de los aceites esenciales.

También vamos a enviarle a casa, de regalo, una guía que han preparado nuestros expertos para que pueda adentrarse en el uso de aceites esenciales con garantías. Le enseñará a usar los mejores aceites, tanto solos como combinados entre sí, para extraer de ellos todas sus propiedades aplicadas a muy distintas dolencias, y como tratamiento o como prevención. Impresa a todo color y con las indicaciones precisas que necesita, le permitirá elegir los mejores aceites esenciales, entender su funcionamiento, combinarlos adecuadamente y utilizarlos en beneficio de su salud y la de su familia. Siguiendo nuestros consejos le resultará sencillísimo aprovechar todo el potencial de esta maravilla de la naturaleza.

Garantía 100% satisfacción

El objetivo de Plantas & Bienestar es poner a su alcance todo el conocimiento y el poder del mundo vegetal en el lugar que le corresponde: en el centro de su salud y de su bienestar. Y que además ahora puede beneficiarse de estos regalos excepcionales que le hemos preparado.

Y tenga la tranquilidad de que, si cambia de idea, está en su pleno derecho a cancelar su suscripción y no pasa absolutamente nada.

En ese caso solo tendría que enviarnos dentro de los primeros 30 días un simple e-mail o llamarnos por teléfono para comunicárnoslo y le devolveremos al instante su dinero y podrá quedarse para siempre sus regalos: incluyendo el fabuloso aceite esencial que demostró en una investigación científica ser capaz de vencer al coronavirus del que le he hablado.

Sin hacerle preguntas ni darnos explicaciones. Le doy mi palabra.

Si así fuera podrá conservar para siempre sus regalos, que serán suyos para siempre y no le habrán costado ni un euro (ni siquiera los gastos de envío). Nos sentiremos más que satisfechos de haberle ayudo en esta crisis sanitaria sin precedentes que estamos viviendo y que tenga siempre en casa una fuente de salud natural.

Tiene que darse mucha prisa

Tenemos una cantidad muy limitada de este valioso aceite. Su aceite esencial y la Guía de oro están listos para enviárselos. Cuando pase a la página de pedido asegúrese de dejar su dirección completa. El coste del envío hasta su casa corre completamente de nuestra cuenta. Y además, en cuanto confirme su pedido, recibirá al instante por email la “Guía del potente y eficaz aceite esencial antivírico del estudio de la Universidad de Calabria”.

Por esa razón debe darse mucha prisa en hacer su pedido y aprovechar esta oportunidad única y todo lo que va a representar para su salud y la de su familia.

Solo tiene que hacer clic en el botón de abajo, que le llevará a un formulario seguro para hacer su pedido, que podrá revisar bien antes de dar a “enviar”.

Le aseguro que en estos tiempos de confusión y alarma agradecerá contar con este aceite esencial de increíbles propiedades antivíricas y todas las instrucciones para utilizarlo.

Para conseguir sus regalos y empezar a recibir Plantas & Bienestar beneficiándose de un precio especial y de su Garantía de Satisfacción durante 30 días, solo tiene que hacer clic aquí y ahora.

Un cordial saludo,

Laura Aramburu

Editora

Salud, Nutrición y Bienestar (SNB)

Fuentes:

  1. CHEMISTRY & BIODIVERSITY – Vol. 5 (2008) 461